Recuerdos de… Hna. Ana Vegara

Estuve en el colegio  de 1.963 a 1.965. Nada más profesar me enviaron allí y me dieron la misión de ser profesora de labores de las niñas de 6º. Les daba clase de 3 a 5, después a las 5,30 atendía a las jóvenes que venían a coserse su ajuar. Recuerdo algunas de ellas: Lolita de Pacoche, Mercedes Ruiz Lencina, etc.  Algunas eran de más edad que yo. Me llevaba muy bien con ellas.

Nada más llegar, Madre Sofía me envió a Alicante para que aprendiera a confeccionar muñecos de fieltro, que estaban muy de moda en aquella época. Recuerdo que hacíamos los muñecos de “Vamos a la cama” que salían en TV: Cleo, Teté, Maripí, Pelusín, Coletas…

También ayudaba a mediodía en el comedor con los  niños. La clase de labor estaba en el primer piso, daba al coro de la capilla.

Madre Sofía era la superiora. Un día me dijo: “Si eres capaz de montar una exposición de labores, te compro una máquina de bordar”. Por supuesto que preparé la exposición, y me compraron la máquina. Fui a recibir clases para usarla cerca de la catedral, en la tienda donde la habíamos comprado,  En esa época la residencia universitaria de chicas que había en un pabellón del colegio estaba en auge.

La directora del colegio creo que era Hna. Humbelina.

Hubo varias chicas de Murcia que entraron en la Congregación para ser religiosas durante ese tiempo: Estrella Molina, Josefina Hernández, Inmaculada López, su hemana, Ana Wandosell, Merceditas…

Fueron dos años muy intensos que yo viví plenamente, entregándome a Dios y a mi misión con mucha ilusión.

Ir al contenido